“Benvigudes i benvinguts al Concert de Nadal de L’ Escola de Música UTEM (…) Si us fixeu, no som a cap teatre, a cap sala de concerts. Som a una biblioteca, envoltats de llibres. Envoltats de paraules. (…).

El Llop i les set cabretes

L’ entrada a aquest festival no l’heu pagada amb diners: l’heu pagada amb llibres, amb paraules.  (…) Els llibres què heu “pagat” per entrar a aquest concert no es poden mesurar en monedes ni en billets: s’han de mesurar en la i.lusió amb què els rebran, gràcies a la Fundació Fundaled, un bon grapat de xiquets i xiquetes de la República Dominicana.

Els llibres amb què heu pagat, els contes, les novel.les, la poesía que heu donat a canvi d’una estona de música, faran un viatge transatlàntic ben carregats d’oportunitats: de formació, d’alfabetiizació, de cultura, sí…però també de somnis i d’imaginació.

Una altra vegada, la música s’alia amb la paraula. La música i la paraula ja fa temps que s’alien, que s’ajunten i que conspiren per donar un poc més de color a vides, sovint i injustament, massa grises, massa tristes. (…)

Si ningú no creu que pot existir un món millor, no lliutarà mai per ell. I per remoure aquesta fe en un món millor, els llibres han estat sempre un grandíssim estímul”.

Así comenzaba nuestra mañana de domingo con un texto, del que os hemos puesto un extracto, de Manel Marí, escritor, poeta y, además, padre de la escuela que no dudó ni un momento en aceptar el encargo de escribir unas líneas para un acto tan especial.

 

Después de estas bellas palabras de Manel poco más podemos añadir excepto expresar nuestro más profundo agradecimiento a todos los que nos acompañasteis en un momento tan especial. Y sobre todo, gracias por vuestras donaciones que harán felices a miles de niños dominicanos. Cerca de mil ejemplares, que se dice pronto, cruzarán el charco para, como dice Marí, “hacer soñar” a los más pequeños.

Aún así os vamos a intentar resumir la que fue una mañana mágica tanto para nosotros como para nuestros alumnos:

El concierto comenzaba con la cantata “El llop i Les set cabretes”. Carlos -otro de nuestros padres excepcionales- hacía sonar el piano y la voz de Manel como narrador del cuento nos envolvía en un ambiente mágico, en un marco incomparable, rodeado de libros.

Manel Marí y Carlos García

Subían al escenario  las corales de los más pequeños de la escuela, para muchos la primera vez que lo hacían sin el acompañamiento de sus padres. Junto a ellos, la coral del Valencia Montessori School. En total, más de cien niños sobre las tablas nerviosos, ansiosos por dar lo mejor que tienen.

Cien voces que encajaban entre ellas y con la historia en la que se metieron de lleno desde el primer momento. Una historia que contaban ellos con sus voces y representaban un grupo de nuestros mayores.

Llop i cabretes

 

Para ellos, también, una mención especial. Gracias a Iván, Nerea, María, Marina, Noelia, Zaira, Dèlia, Mª del Mar y Minerva por vuestra disposición, por vuestro esfuerzo, por la entrega y, sobre todo, por vuestras sonrisas al aceptar este reto.

Música a cambio de libros

La mañana continuaba con la presencia de nuestros mayores (Utem choir) conjuntándose con los benjamines de la escuela, nuestros bebés con sus padres. A ellos se unían, unos temas después, el más numeroso de nuestros grupos, el coro de mayores. Unos y otros creaban una atmósfera única que conseguía transportarnos a otros mundos.

De nuevo, música y palabras se unían para hacernos soñar, para vivir otras vidas, para viajar sin movernos de esa biblioteca y así seguimos soñando cada vez que recordamos esos momentos mágicos y que no hubieran sido posible sin vuestra presencia.

Música a cambio de libros

Una vez más, muchísimas gracias por estar ahí, por vuestras palabras tras el concierto, por confesarnos vuestras emociones. Solo saber  que alguno (o quizás muchos) de vosotros se emociona con las voces de nuestros chicos tanto como nosotros, nos reconforta y nos anima a seguir este camino en el que queremos continuar junto a vosotros.

Así pues, si queréis, lo continuamos el próximo año. De parte de todo el equipo de Utem escola de música: Felices Fiestas. Y que la música y las palabras nos acompañen siempre.

 

Anuncios