Buscar

Utem escola de música

La actualidad de Utem en nuestro blog

Etiqueta

Invisibles

Santa Lucía, siempre en nuestro corazón

Este año ha vuelto a ser mágico. Allá por los meses de noviembre/diciembre se gestaba una de las experiencias más bonitas para los chicos más mayores de UTEM, escola de música. El Ateneo Santa Lucía, de Gran Canaria, nos invitaba a participar en su escuela de música y compartir con ellos momentos únicos llenos de música y de vida.

La respuesta de los alumnos y de sus familias fue inmediata. Desde el primer momento se volcaron con la propuesta. La preparación de un viaje así no es tarea fácil, son más de 30 niños los que participaron de una u otra manera en este encuentro y eran muchas las cosas que teníamos que preparar. Pero, una vez más, gracias a la colaboración de todos, y, especialmente de los padres que nos acompañaron, sin ellos  una aventura así no habría sido posible, salió adelante y salió muy bien.

Llegó el día, a pesar de las horas, todos llegaban con sus maletas cargadas de energía, de ganas, de música y, muchos, muchos nervios. La excitación de todos, en algunos más evidente, en otros por dentro, por compartir con todos sus amigos una semana, por conocer gente nueva, sitios nuevos,  por cantar en un lugar tan distinto era patente en la cola de embarque del aeropuerto.

Todos controlados y por fin, llegábamos a la Isla. Nada más bajar del avión ya nos esperaban Paqui y Silvia –madre mía, creo que no tendremos palabras suficientes para agradecer lo mucho que han hecho por nosotros ellas dos y lo bien que nos trataron a todos.

Cantar, cantar y cantar

Durante esos cinco días tuvimos tiempo para casi todo. Conocíamos las instalaciones de la escuela de música del Ateneo Santa Lucía, al profesorado, a sus alumnos. Nos recibió el concejal de cultura, Julio Ojeda, la alcaldesa de la localidad, Dunia González. Fuimos embajadores del Ayuntamiento de Alboraya y pudimos cantar para ellos y devolverles, de la mejor manera que sabemos hacer, su hospitalidad y agradecerles, al mismo tiempo, su sensibilidad. Si hay una cosa que nos llevamos de Canarias y, para siempre, es el carácter de sus gentes.

Nos llevaban a descubrir, de la mano de Leandro, el museo de la Zafra y las Salinas de Tenefé. Pudimos conocer rincones únicos de la Isla, alguna de sus playas y muchos de los chicos descubrieron que no todas las aguas tienen la calidez del Mediterráneo. Lucharon contra las olas –algunos padres más que los propios chicos-  jugaron, rieron y, sobre todo, cantaron.

Porque eso es lo que les gusta, cantar. Cantaron en el aeropuerto, en el autobús, en el albergue donde nos hospedábamos. Le cantaron a Lourdes, la mujer que nos alimentó y de qué manera, durante todo el viaje y hasta alguna dependienta de una de las tiendas de la ciudad de Las Palmas.

https://www.facebook.com/utemescolademusica/videos/1676474782382318/

El Concierto

Y cantaron, junto a los compañeros canarios, en un concierto único y emotivo, por muchos motivos. La primera, porque volvimos a interpretar parte del proyecto más importante que ha llevado UTEM hasta la fecha. El musical “Invisibles. Los niños del Tiempo”. Pudimos sentir, desde el escenario, la emoción de quiénes nos acompañaban viendo el espectáculo y eso se transmitió a todos nuestros chicos.

Tras esa primera parte, llegaba la hora que muchos estaban esperando, la de poder compartir tablas con los alumnos del Ateneo de Santa Lucía. Llegaba la hora de disfrutar como nunca, como siempre. Cantamos todos juntos, nos movimos, recordamos y acabamos poniendo en pie a todo el público para bailar junto a nosotros. En definitiva, una nueva experiencia que se impregnará en nuestra alma.

Risas, emoción, orgullo

Durante toda la semana ha habido momentos únicos que permanecerán en nuestra memoria durante mucho, mucho tiempo. Momentos de risas como los aplausos al conductor del avión, el descubrimiento de parentescos, el triunfo de una pamela, los alienígenas, o aquello de… “parece que no, pero sirve”, de pollitos y efervescentes. Momentos de emoción-mucha- al ver las reacciones de los que nos escuchaban. De orgullo –ángeles valencianos- de cariño, de encuentros. Momentos que probablemente sólo entenderemos quienes fuimos y que forman parte de nuestro viaje pero queríamos compartir con vosotros.

Muchos momentos. Pero si nos piden que nos quedemos con uno, y mira que es difícil elegir, escogemos el de cantar sobre el escenario una de nuestras canciones preferidas: “Recuerdos del Ayer” y ese abrazo conjunto con nuestros nuevos amigos canarios. Un abrazo que mantendremos para siempre, porque Santa Lucía y sus gentes estarán siempre en nuestros corazones. Gracias por todo, amigos.

Anuncios

“Invisibles” somos todos

Ya han pasado algo casi tres semanas desde que se bajó el telón de la última función de “Invisibles. Los niños del Tiempo”. Desde entonces, han sido muchos los comentarios y felicitaciones que nos han llegado desde todos los medios posibles y que nos han hecho enormemente felices a tod@s los que de, una u otra manera, hemos formado parte de este proyecto.

Vuestros aplausos nos han reconfortado y nos han hecho darnos cuenta que, aquello que parecía una locura hace unos meses, ha merecido la pena. El esfuerzo, el sacrificio, las horas de ensayos, el cansancio acumulado…Todo, todo se nos olvidó cuando vimos las caras de felicidad de nuestros alumnos sobre el escenario. 

prueba-Edit

Porque, sin duda, nuestra mejor recompensa ha sido ver la cara de todos nuestros chicos antes, durante y después de las representaciones. No hay mejor premio que sus sonrisas, ni mayor satisfacción que ver la implicación de todos los chavales. Desde los más pequeños, hasta nuestros jóvenes, esos que han crecido al mismo tiempo que la escuela y de los que nos sentimos tan orgullosas como sus propios padres.

 1-IMG_3826

Desde aquí queremos agradecer a todos los que habéis hecho posible “Invisibles”, vuestra implicación con un proyecto que, para nosotras, ha sido mágico. Desde los profesionales que nos han acompañado y que han disfrutado y aprendido de los chicos tanto como los alumnos de ellos. Pasando por todos y cada uno de los niños que han sacrificado tardes de juegos, fines de semana o han cambiado fechas de cumpleaños para darlo todo en cada uno de los ensayos. Y sabemos, que nada de esto hubiera sido posible sin la colaboración, la paciencia y la complicidad de todos los padres. Gracias, y mil veces, gracias, a todos.

1-IMG_5777 

Permitidnos que nombremos y agradezcamos de manera especial la labor de Pep Ricart, por su profesionalidad, por su comprensión y por todas sus enseñanzas. A Begoña Tena, por regalarnos una historia conmovedora, que nos llegó y nos tocó el corazón desde el primer momento; por su sensibilidad y su saber hacer tanto arriba como bajo del escenario. A Luis Serrano, por hacernos sentir, por conseguir que sólo con escuchar las primeras notas, se nos pusiera el vello de punta.

begoña y manolo

A Cristina Fernández, por su energía, su capacidad de trabajo, por convertir cada uno de los instantes compartidos en un motivo de alegría, a pesar de las horas y horas de trabajo, a Manolo Maestro que, aunque llegó al final, se entregó como el que más y nos demostró lo que es un profesional y se convirtió en el mejor Industrial posible.  Y a Víctor Antón por crear con su montaje de luces el ambiente perfecto para nuestra historia. No podía haber mejor marco que el que consiguió.

 1-IMG_4789

Y por supuesto, a todos los padres y madres voluntari@s que nos han ayudado en cada una de las fases del montaje de este musical, y durante los días de representación, vistiendo, peinando a los peques de tal manera que lograron que sintiéramos que estaban encerrados y explotados en una fábrica perdida del mundo. A los que esperaron en la puerta y ayudaron a acomodar a todos los espectadores, a las que nos ayudaron detrás del escenario, a Nati por ser la mejor “regidora” y mantener el orden en pleno bullicio. A Amparo por inmortalizar todos los momentos vividos y a Silvia, siempre, por todo.

 08-IMG_3809

En definitiva, a todos y cada uno de los que nos habéis ayudado a convertir nuestro sueño en realidad.  Porque sin vosotros, Invisibles seguiría siendo un sueño. Porque durante todo este tiempo, Invisibles hemos sido todos.

 

 ¡Y que el cielo se abra y me lleven las nubes!

Invisibles. La historia de la mano de la autora: Begoña Tena

Los temas y el tratamiento de la obra, cuestionan el mundo que nos rodea”

Hoy os presentamos a la persona que hay detrás de la historia de “Invisibles. Los niños del tiempo”. De su imaginación y de su pluma surge una historia increíble que no dejará a nadie indiferente. Ella es….Begoña Tena.

Begoña, nacida en Castellón, es escritora, directora y actriz de teatro. Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de Valencia y diplomada en Arte Dramático por el Centro Teatral Escalante. Además, ha realizado cursos de escritura con el Paco Zarzoso i arte intermedia con el poeta y artista Bartolomé Ferrando.

Begoña se ha formado profesionalmente con las compañías Teatro de la Resistencia y L’Hongaresa Teatre, así como con las coproducciones de la Sala Escalante, y que despunta en el ámbito del miniteatro. Entre sus últimos trabajos como autora además de Invisibles, destaca Volcán Azul, Hambre, Acuática o Mambo.

Con ella, también hablamos sobre su experiencia en la puesta en marcha de este musical.

¿Qué fue lo primero que pensaste cuándo te contamos nuestra idea?

Que era un reto estimulante por la naturaleza del grupo y por vuestro entusiasmo, arrollador.

¿Qué te hace aceptar un encargo como este?

Poder unir varias de mis pasiones, que son la música, la escritura y el teatro. Recibir un encargo, a nivel profesional, que aúna estas tres cosas, me pareció un regalo. Y poder adentrarme en el campo musical con profesionales del sector, era una nueva faceta como dramaturga que me interesaba mucho. Por otro lado, la familia Utem es un conglomerado de energía y positivismo al que no te puedes negar. Y saber que mi amigo y compañero, Pep Ricart, iba a estar en el proyecto, no me hizo dudar.

Más de un centenera de participantes. ¿Como te planteas escribir un texto para tanta gente?. Cómo surge la historia de invisibles? ¿Que nos cuenta este texto?

La escritura ha venido marcada por las características del grupo de niños y niñas, con edades tan dispares. Tenía en mente desde el principio que todos los grupos de edad debían tener su espacio e importancia. Y entonces me encontré con los más pequeños, niños y niñas entre cero y tres años. Pensar en ellos, cómo situarlos en la escena, trajo el germen de toda la obra. Esos niños tan pequeños son el motor de la escritura. Porque era un reto colocarlos dentro de una estructura dramática y, a la vez, que permitieran el desarrollo de la obra. Pensar qué ocurría (o no) con ellos, cómo aparecían y desaparecían de la escena, marcó el argumento de Invisibles.

Por otro lado, desde todo el equipo se apostó por un texto original, que no cayera en los tópicos infantiles, que aunque los protagonistas fueran los niños, el texto tuviera un recorrido amplio y llegara a todas las edades. Los temas y el tratamiento de la obra, cuestionan el mundo que nos rodea. Invisibles habla de pobreza, esclavitud, silencios, mentiras, guerra. Pero también habla de fraternidad, de apoyo, de amor y de revuelta. De niños que se atreven a pensar, a soñar, y a luchar.  A cuestionarse los dogmas. A querer ver más allá de lo evidente. Desgraciadamente, durante el período de escritura, casi año y medio, las noticias de grupos masivos de niños y niñas desaparecidos por todo el mundo, sin dejar rastro, me conmocionaron. Especialmente el caso de las 219 niñas nigerianas raptadas en su propia escuela el 14 de abril de 2014 por el grupo Boko Haram. Esta y otras catástrofes con los niños como protagonistas, algunas silenciadas durante décadas y en nuestro propio país, han calado como un poso profundo e invisible en la obra, como una llamada para no olvidarlos.

¿Cómo definirías Invisibles?

Un espectáculo para emocionarse y reflexionar.

¿Qué lo diferencia de los demás musicales que has creado o de los que podemos ver en los escenarios actualment

Primero que es un musical hecho por niños, los protagonistas son ellos, y son muchos, casi cien en escena. Y luego el espíritu de denuncia que lleva implícita la obra. Es un musical, con canciones y coreografías, sí, pero con un prisma que invita a la reflexión, a la emoción y a la toma de conciencia.

¿Qué le dirías a las personas que están indecisas para que acudieran a la representación?

Que van a disfrutar con los niños y con el vibrante trabajo musical de Luis Serrano, coreografías de una experta y prestigiosa Cristina Fernández y el ojo aglutinador y lúcido de Pep Ricart. Un trabajo hecho por niños con un equipo de profesionales valencianos que llevamos muchos, muchos meses trabajando. Creo que no defraudará.

 

Invisibles. Nuestro director….¡Pep Ricart!

Nos hemos propuesto ir contando todo lo relacionado con “Invisibles. Los niños del Tiempo”. El musical con el que vamos a celebrar nuestro décimo aniversario. Hoy le toca el turno a nuestro director: Pep Ricart

Pep, con el que nos pusimos en contacto a principio de curso, no dudo ni un instante en sumarse a nuestra aventura. Según nos cuenta, le entusiasmó la idea desde el primer momento. Elaborar un musical profesional con y para niños no profesionales se convirtió en un auténtico reto que ya va tomando forma.

Ricart, para los que no lo conocéis, si es que queda alguien en esta ciudad que no lo conozca, es un reputado actor de teatro y televisión y también se ha ganado una reputación como director de escena.

Formado en la compañía Moma Teatre, dirigida per Carles Alfaro, inicia su trabajo en el teatro profesional con “Basted” al que seguirán otras interpretaciones en la compañía como “El cas Woyzeck”, “La cantant calba”, o “El muntaplats. Ha colaborado, también, de manera intensa en la Companyia Teatre Micalet con actuaciones en espectáculos tan importantes como “Ballant, ballant”, “L’hostalera”, o “Don Juan”, entre otros. En la televisión le recordaréis por sus papeles en series como “Herència de Sang”, “A flor de pell” o “L’ Alqueria Blanca”

Como director teatral destacan sus trabajos en obras como “Dani i Roberta”, de John Patrick Shanley i “Nocturns” de Paco Zarzoso  con la Compañía Debarrani de la que es fundador.

Con él hemos charlado para que nos contara de primera mano como decidió embarcarse en esta aventura y qué esta suponiendo para él.

Què va ser el primer que vas pensar quan t’explicarem la nostra idea?

Vaig pensar que pagava la pena preparar un sopar a la fresca per parlar-ne més i més.

Què et fa acceptar un encàrrec com a est?

La il·lusió d’una bogeria com és la de posar en peu un musical amb infants i joves.

 Com és treballar amb tanta gent en escena i a més, xiquets i fins i tot bebès?

És estimulant i estressant alhora. Hi ha moments màgics i d’altres en els que em manquen recursos per ordenar els intèrprets en l’espai, per assajar l’escena amb una certa continuïtat dramàtica. Feia molt de temps que no compartia escenari amb xiquets i xiquetes. No es pot interpretar a mitges amb ells, perquè per a ells i elles açò és realment el joc que tantes vegades se’ns demanda als professionals.

Com definiries Invisibles?

És un original espectacle musical, finalment optimista, per uns temps de guerres en sordina i insolidaritat generalitzada.

Què ho diferencia dels altres musicals que has dirigit o d’aquells que podem veure en els escenaris actualmente?

La diferència fonamental està en els seus vertaders protagonistes: infants i joves que, s’enfronten a la verinosa responsabilitat d’actuar, ballar i cantar per un públic de qualsevol edat.

Què li diries a les persones que estan indecises perquè acudiren a la representació?

Que no trobaran una ocasió millor per gaudir d’una singularitat escènica com aquesta.

 

Invisibles……¿Cómo nace la idea?

Hace unas semanas os presentábamos lo que va a ser el gran proyecto de UTEM, Escola de música para este año con el que conmemoramos nuestro décimo aniversario. Invisibles, los niños del tiempo. Un musical profesional realizado por todos los que formamos la gran familia de UTEM.

Pero…¿cómo se nos ocurrió la idea?

Teníamos claro que queríamos que fuera una propuesta diferente, un proyecto único y además muy importante. Diez años no se cumplen todos los días, así que debía ser algo especial y grande, muy grande.

Otra cosa que teníamos clara es que si alguien debía ser protagonista de esta nueva aventura son nuestros alumnos. Seguimos pensando, dándole vueltas. Un festival al uso, no….algo más. Una representación. Sí, está muy bien, pero queríamos dar un paso más para enseñarle a todo el mundo lo que son capaces de hacer nuestros chicos. Así que dimos con la clave….un musical.

Pero no una adaptación, no. Diez años bien merecen lanzarse a una aventura mayor. Así que queríamos un musical, con texto y música originales. Un proyecto totalmente nuevo con la representación de los chicos.

Nacía la idea de lo que será Invisibles, Los Niños del Tiempo…. ¿queréis saber más de nuestro proyecto?…en las próximas semanas os iremos contando más cosas, os presentaremos a los que de una u otra manera van a convertir esa ilusión de una tarde de finales de agosto en una maravillosa realidad.

Invisibles….el musical para celebrar nuestros 10 años

Se va acercando el momento. Ya falta menos. Y ya vamos conociendo más detalles de lo que va a ser nuestra fiesta de aniversario.

Como sabéis este curso conmemoramos que llevamos diez años con vosotros. Nos parece una efeméride lo suficientemente importante como para celebrarlo por todo lo alto. Así que hemos decidido echar el resto. Y este año, nuestro festival de fin de curso se ha convertido en un auténtico musical profesional cuyos protagonistas son nuestros niños.

Para ello contamos con colaboradores de lujo: en la dirección artística, Pep Ricart. El texto y la música original son de  Begoña Tena y  Luis Serrano Alarcón, respectivamente. La coreografía corre a cargo de Cristina Fernández  y la puesta en escena os decimos, desde ya, que será espectacular en un marco incomparable: L’Espai La Rambleta, en la ciudad de Valencia.

Así pues, los días 28 y 29 de mayo (en dos sesiones cada día) nos subiremos nuevamente al escenario para disfrutar representando una obra magnífica y única que lleva título “Invisibles. Los niños del tiempo”. En poco más de tres meses, nuestros niños dejarán de ser invisibles.

Id reservando hueco en vuestras agendas porque no os lo podéis perder. Os esperamos a todos.

Permaneced atentos a nuestro blog porque os iremos contando más cosas de esta producción con la que esperamos que disfrutéis tanto como nosotras preparándola. De momento, aquí os dejamos el cartel de la obra.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑